Thursday, 22 July 2010

LUZ

Los ojos se me cerraron, dejé de ver para abrirlos de nuevo y vi. Vi como estaba tumbado en el frío pavimento de aquella oscura calle. Vi como mi mujer lloraba desconsoladamente a mis pies. Vi como mi hijo no entendía nada y lloraba solo en el cochecito. Vi como mi hermano salía corriendo detrás de aquel indeseable que me había arrebatado la vida. Vi como la sangre se abría camino hasta la alcantarilla y caía como una cascada de dolor.
También vi como llegaba la ambulancia y el coche de policía. Vi como un guardia consolaba a mi mujer y una enfermera se encargaba de mi hijo. Vi como me cubrían con una manta y el policía negaba con la cabeza como queriendo decir que estaba muerto.
Poco a poco la oscuridad volvió a mis ojos y deje de ver. Dejé de ver a mi amada mujer. Dejé de ver a mi querido hijo. Tampoco vi a mi hermano y por supuesto al maldito que me asesinó por la espalda. Todo se hizo oscuridad y deje de ver. Una pequeña luz se hizo visible al final del camino y fui hacia ella.
Comencé a ver caras familiares, caras que me sonreían y yo conocía de sobra, caras que me inspiraban amor y ternura. Seguí caminando y las caras se hicieron más numerosas, mis seres queridos.
La luz cada vez era más grande y más grande hasta que llegué al final y todo se convirtió en luz. Todo era blanco, el blanco más puro que había visto y sentido en mi vida.
Al instante todo cambio, sentí fuego, después más fuego y mucho calor, ardí para después volver a arder. Vi caras hechas pesadillas, sentí pesadillas hechas dolor y se me arrebató la felicidad y todo sintoma de vida se escapó por cada poro de mi piel. No podía llorar por que mis ojos gritaban y mi boca ardía.
Todas las personas que les había hecho mal en vida ahora se regocijaban y las caras familiares se convirtieron en mostruos que se reían, se burlaban y me escupían sin compasión . Entonces me di cuenta que mi mujer no lloró de pena si no de alegría. Que mi hermano no corrió detrás del asesino si no con él y que mi hijo sintió alivio de que muriera el peor ser que pisó la tierra. Y aquí llevo años incontables en el centro del infierno pagando por el mal que sembré en mi vida.

2 comments: