Sunday, 12 December 2010

La desnudé y até sus manos y pies y lo amordacé con un trapo sucio que tomé de la basura […] corté uno de mis cinturones por la mitad e hice seis tiras de esas mitades. Con ellas le golpeé el trasero hasta que la sangre corrió. Le corté las orejas y la nariz y le rajé la boca de oreja a oreja. Le saqué los ojos. Entonces se murió. Le clavé un cuchillo en la barriga y puse mi boca en su cuerpo y me bebí su sangre […] Corté una parte de su trasero y me fui a casa con mi comida. Lo que mas me gustó fue la parte de su vientre. El culito lo tenía para hacerlo al horno. Hice un guisado con las orejas, la nariz, trozos de la cara y el vientre…

1 comment: