Friday, 10 December 2010

El rayo de sol bajó a toda prisa dibujando una estela magnifica, sus ojos se iluminaron y ante el parpadear de estos, el sol abrumado desapareció y se hizo la oscuridad más bella que nadie jamás pudo imaginar.

El color y la luz de la bella ciudad fueron absorbidas por una mujer capar de proyectarlo en sí.

No comments:

Post a Comment