Tuesday, 9 March 2010

horizonte

La carretera, una vena de metal que se arrastraba por un cuerpo terroso sin un horizonte definido. La calima difuminaba a lo lejos unas montañas demasiado asustadas como para acercarse al sendero maldito. Pequelas alimañas se alimentaban de los pocos rastrojos de mala hierba que quedaban casualemente en la inerte tierra.
una mujer que había perdido su inocencia hace mucho tiempo clavaba los tacones con fuerza. Hace mucho que fue una niña y aunque ha pasado poco tiempo no llega a recordar ni un solo minuto de esa época de su vida.
i.p...

1 comment: